Al aire ahora

Esteban Loaiza, el viudo de Jenni Rivera, compareció el miércoles en una corte de California para ser notificado de los cargos que se le imputan desde que fue detenido el viernes en San Diego.

El expelotero se declaró no culpable y se le impuso una fianza mayor a la que tenía. Antes era de 200 mil dólares; ahora es de 250 mil porque existe la posibilidad de que se vaya a México, donde tiene familia y casa.

“Él tiene conexiones con México, [específicamente] Tijuana; estaba viviendo en México el día [que lo aprendieron] y también tiene acceso a una gran cantidad de dinero, y el día del evento había cruzado de México a Estados Unidos”, dijo el juez que autorizó que se incrementara la fianza.

La próxima cita para Loaiza será el 14 de marzo para que se negocie el caso, y luego otra para el 24 de abril, donde se darán más detalles de su situación.

Además de los cargos que se le imputaron inicialmente, el expelotero enfrenta otros, como que se encontraba a menos de mil pies de una escuela primaria que estaba en sesión. Los otros son por venta de cocaína y por poseer un auto modificado con un compartimento falso para el transporte de droga.

Se espera que en las próximas horas se dé a conocer si el exdeportista saldrá en libertad.

De ser encontrado culpable, Loaiza podría pasar hasta 20 años en prisión.

 

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora