Al aire ahora

Estaban separados desde antes de la compra del Mega Millions

La suerte le sonrió a medias a un ganador de lotería en Detroit.

Rich Zelasko ganó $30 millones de dólares en el Mega Millions en 2013, dos años después de separarse de su esposa Mary Beth. Sin embargo, esta semana un tribunal de apelaciones decidió que las ganancias del premio deberán ser compartidas.

La pareja finalizó su divorció en 2018 y dejó que un árbitro se encargara de tomar muchas decisiones en el caso. Este decidió que el boleto de lotería era propiedad conyugal.

Zelasko llevó el asunto a la siguiente instancia, pero la corte de apelaciones dijo que no había nada incorrecto en el divorcio y por lo tanto deberá compartir la fortuna.

“Mi cliente tuvo suerte, pero era su suerte, no la de ella”, dijo el abogado de Zelasko en la corte.

Moraleja del asunto: acelere el divorcio o deje claro sobre papel que es lo suyo una vez sale de la relación.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora