Al aire ahora

En la escena climática de la película, cuando el barco ya se hundió, Rose se sube a un trozo de madera que salva su vida no a una puerta del barco.

La eterna discusión de si en Titanic Jack podía o no haberse subido a la puerta con Rose y así salvar su vida parece no tener fin. Sin embargo, resulta que nuestra disputa ni siquiera gira en torno al objeto correcto, pues la manzana de la discordia no era una puerta.

A pesar de que la forma de la tabla sugiriera que Rose se salvó gracias a una puerta, el guión de la película se encarga de sacarnos de nuestro engaño:

“Jack mira lo que ella está señalando, y juntos se dirigen hacia ello. Son restos de madera intrincadamente tallados. Él le da un empujón y ella se desliza pecho tierra.

Pero cuando Jack trata de subirse a la madera, ésta se tambalea y se sumerge, casi tirando a Rose. Es claro que la tabla sólo puede sostenerla a ella. Él se aferra a la tabla cerca de ella dejando la parte superior de su cuerpo fuer del agua lo mejor que puede.

Su aliento flota a través de ellos en una nube mientras jadean por el esfuerzo. Un hombre nada hacia ellos observando la pieza de escombros. Entonces Jack le advierte: ‘Esto sólo puede sostener a la señorita… lo hundirás’…”

Este fragmento, además de dejarnos claro el motivo por el que Jack no pudo salvarse, nos deja claro que aquello no era más que un pedazo de escombro, ¿pero cómo estamos seguros de que no eran los escombros de una puerta?

La pieza real

Esta es la parte más interesante de la historia. Resulta que el periódico Irlandés The Daily Edgeencontró una prueba más contundente de aquellos escombros no eran como tal una puerta, al toparse en el Museo Marítimo del Atlántico en Halifax, Nueva Escocia, en donde se puede observar el fragmento de escombros más grande que se recuperó del Titanic.

¿Te parece familiar? Pues esta pieza fue la inspiración para el trozo de madera que salvó a Rose de la Hipotermia y se trata en realidad de la parte superior del marco de una puerta, que coincide con la descripción de la pieza en el guión.

Se dice, que la pieza alguna vez decoró la puerta del salón principal de primera clase.

En la página del museo, en la sección de preguntas frecuentes se contesta a la pregunta de si el museo participó en la realización de la película de James Cameron. A esto, contestan que el director visitó varias veces el museo durante la producción y consultó a varios especialistas que conocían la colección que allí resguardan.

“Esto permitió que se construyera una réplica de la gran pieza de roble tallado que fue utilizada en la escena del clímax en la que Rose se aferra a los restos flotantes”, explicó el museo.

Así es que si esta discusión resurge entre tus círculos cercanos, ahora podrás explicar por qué Jack no se salvó y sobre todo, podrás ponerle fin rápidamente cuando cambies ligeramente el tema y expliques que ni siquiera se trataba de una puerta.

 

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora