Al aire ahora

De acuerdo a una especialista, el bebé murió luego de que su madre se volteara por accidente mientras dormía.

De acuerdo a un medio internacional, un bebé de apenas tres semanas de nacido, perdió la vida luego de que su madre se quedara dormida al estar amamantándolo.

Cuando Joanne Harwood se percató de la terrible escena, el bebé estaba acostado boca abajo en la cama en un charco de sangre.

Thomas, el hijo adulto de la mujer llamó a los servicios de emergencia. A pesar de ser trasladado al Hospital General Furness y recibir reanimación cardiopulmonar por parte de los paramédicos, el menor murió.

De acuerdo con la patóloga del Ministerio del Interior, Alison Armour, el bebé murió luego de que su madre se volteara por accidente mientras dormía, sin embargo, Jo McPartland, patólogo pediátrico y perinatal, mencionó que la causa de muerte del menor aún no había sido determinada.

El lamentable hecho tuvo lugar en Kendal, Cumbria, el 15 de noviembre.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora