Al aire ahora

Tu ubicación es Denver. Cambiala Aquí

“Cuando le dije que no era americana, me contestó que ella era de una cultura superior”

Un empleado cubano de un 7-Eleven fue insultado en varias ocasiones por una mujer racista este fin de semana en Miami Beach.

De acuerdo con Cibercuba, el trabajador fue atacado verbalmente por el simple hecho de hacer su trabajo de manera honesta.

¿Es Trump un racista? Aquí la respuesta de Beto O’Rourke

“Por el sistema de puntos que tiene la tienda le correspondía un hot dog gratis”, dijo el hombre al sitio web. “Pero se acercó a la máquina de refrescos congelados y tomó dos vasos para poner los aderezos que necesitaba para el hot dog. El problema vino cuando le dije que llevarse los vasos costaba 99 centavos, ahí se molestó y comenzó a ofender”.

La mujer entonces se despachó con insultos como “los latinos apestas” y recurrió al ya clásico “vuelvan a sus países”. En algún momento le dice al hispano que su “madre es una prostituta colombiana”.

La ironía de la situación es que la mujer ni siquiera era estadounidense.

“Siempre ha habido racismo hacia nosotros, pero ahora es peor y viene de arriba”

“Cuando le dije que no era americana, me contestó que ella era de una cultura superior, que se sentía como una americana”, dijo el sujeto.

La mujer dejó la tienda entre insultos. El video tomado por el empleado se hizo viral.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora