Al aire ahora

Tu ubicación es El Centro. Cambiala Aquí

Cada día se deben de tomar más medidas de seguridad para que, a través de la tecnología, no nos roben información o nos suplanten la identidad

Si tu celular o tableta tiene poca batería y te has dejado el cargador en casa, piensa dos veces antes de pedir prestado uno a un compañero.

En 2019, esto puede suponer un gran error y mayor riesgo, afirman  los expertos en ciberseguridad.

“Hay ciertas cosas en la vida que simplemente no se toman prestadas”, dice Charles Henderson, socio gerente global y jefe de X-Force Red en IBM Security. “Si estuvieras de viaje y te dieras cuenta de que olvidaste empacar ropa interior, no les preguntarías a todos tus compañeros de viaje si te la pueden prestar. Irías a una tienda y comprarías ropa interior nueva, punto”, contó a Forbes.

Henderson dirige un equipo de hackers que los clientes contratan para ingresar a sus sistemas informáticos con el fin de exponer vulnerabilidades. Dado que los ciberhackers han descubierto cómo implantar cables de carga con malware que puede secuestrar dispositivos y computadoras de forma remota, es importante no confiar en tecnología (cables de carga y similares) de otras personas.

Sin embargo, los cables de carga de este tipo, maliciosos que roban información, no son una amenaza generalizada en este momento, afirma Henderson, “Principalmente porque este tipo de ataque no se hace a gran escala. Sería un ataque muy selectivo”, explicó.

Por el momento, dice Henderson, una amenaza mayor que los cables de carga maliciosos son las estaciones de carga USB que ves en lugares públicos como aeropuertos. “Hemos visto un par de casos en los que las personas modificaron las estaciones de carga. No estoy hablando de una toma de corriente, estoy hablando cuando hay un puerto USB en una estación de carga”.

Tener cuidado con lo que conectas a tus dispositivos es parte de una buena higiene tecnológica. Piensa en ello de la misma manera que piensas a la hora de abrir y compartir archivos adjuntos de correo o compartir contraseñas. En un contexto informático, compartir cables es como compartir tu contraseña, porque ese es el nivel de acceso que estás transmitiendo con este tipo de tecnología.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora