Al aire ahoraCarla Soto

Tu ubicación es El Centro. Cambiala Aquí

“Lo recuerdo y se me aguan los ojos”

El fallecido astrólogo Walter Mercado era creyente pese a no seguir ninguna religión en especifico.

En númerosas charlas dijo que Dios era el amor.

“Estuve en el taoísmo, el sufismo, la cientología, probé todas las religiones y un día me cansé de buscar afuera. Hoy mi gurú está aquí adentro. Yo soy mi centro”, dijo Mercado en una entrevista al Nuevo Herald el pasado julio.

Sin embargo, en ese reportaje habló de su devoción por San Martín de Porres. El astrólogo contó la historia del día en que el santo afroperuano le hizo un milagro.

Fue en los tiempos en que era actor. El auto en que se movilizaban en la madrugada sufrió una avería. Estaba oscuro y desolado. De la nada apareció un hombre parecido a San Martín de Porres, quien le ofreció ayuda.

Relacionado: Raúl de Molina con el corazón roto por muerte de Walter Mercado

El hombre reparó el vehículo y lo puso en movimiento. El sujeto desapareció cuando Mercado quiso agradecerle, como si nunca hubiera estado.

“Lo recuerdo y se me aguan los ojos”, dijo Mercado. “Un milagro palpable muy fuerte”.

Desde entonces buscó a San Martín de Porres en los momentos de dificultad.  Mercado falleció el domingo en Puerto Rico a los 87 años.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora