Al aire ahoraCarla Soto

Tu ubicación es El Paso. Cambiala Aquí

Un bebé prematuro murió decapitado cuando la doctora decidió sacarlo del útero de la madre mientras su cabeza estaba enganchada al cordón umbilical. La madre tuvo que ser intervenida de urgencia por cesárea para sacar la cabeza del pequeño de su cuerpo.

La doctora Vaishnavy Laxman, de 41 años, enfrenta juicio por malas prácticas. La especialista podría perder su licencia. Laxman lleva suspendida desde aquel momento.

El estremecedor suceso ocurrió en 2014 cuando la madre de 30 años y embarazada de 25 semanas, acudió al Hospital de Ninewells en Escocia con fuertes dolores estomacales.  Se suponía que a la mujer debían someterla a una cesárea de urgencia para sacar el feto. Sin embargo, la doctora se empeñó en realizar un parto natural.

La mujer que ni siquiera se encontraba en parto activo fue obligada a empujar. El bebé, que venía de pies, tenía el cordón alrededor del cuello y, cuando la doctora fue a tirar de los pies para sacarlo  el bebé fue decapitado quedándose su cabeza en el interior de la madre. 

Dos médicos de otro equipo intervinieron de urgencia a la mujer que no se enteró de lo que había ocurrido hasta mucho tiempo después. Los doctores cosieron la cabeza del pequeño al cuerpo para que la madre pudiera despedirse. 

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora