Al aire ahoraCarla Soto

Tu ubicación es Lubbock. Cambiala Aquí

La madre recordaba que el pequeño que cargó al dar a luz no se parecía en nada al que le entregaron; pasaron varios meses para descubrir la verdad

Una mujer originaria de El Salvador llamada Mercedes Casanalles ha vivido una de las peores experiencias que cualquier madre puede vivir, no criar a su hijo.

Resulta ser que Mercedes conoció a su actual esposo y padre de su hijo, Richard Cushworth, en un viaje a Dallas. Casanalles quedó embarazada a los pocos meses de haber iniciado una relación con este hombre y tuvo que volver a su país natal pues su visa temporal estaba a punto de expirar y aún no había obtenido su residencia.

En Estados Unidos, un médico le indicó que su fecha de parto sería en junio de ese año; sin embargo, un ginecólogo del Hospital Centro Ginecólógico de San Salvador llamado Alejandro Guidos le indicó que debían practicarle una cesárea de emergencia en mayo, un mes antes de concluir el periodo de gestación.

Mercedes pudo ver a su bebé durante unos cuantos segundos el día de su nacimiento, pero la primer noche pasó lejos de él, ya que había nacido de forma prematura.

Al día siguiente, a la mujer le entregaron un bebé, el cual no tenía mucho qué ver con el que ella cargó un día antes. “Lo trajeron de vuelta a la hora del almuerzo y les pregunté por qué se veía diferente. Su piel era más oscura, sus rasgos faciales eran diferentes, su nariz, sus cejas. Me dijeron que era porque era un recién nacido y estaba hinchado, pero que iba a cambiar”, contó la madre en entrevista para el Daily Mail.

Pasaron los meses y algo había en el bebé que hacía sentir a Mercedes que ese no era su hijo.El pequeño tenía rasgos muy diferentes a sus padres, lo cual también fue notado por sus familiares.

Cuando volvió a Dallas, ella y Richard decidieron someter al bebé a una prueba de ADN para saber si en realidad se trataba de su hijo o no. El examen confirmó su sospecha, no era su hijo.

Luego de dar aviso a las autoridades correspondientes y tras una larga investigación, la pareja pudo dar con el paradero de su verdadero hijo, el cual estaba siendo criado por otra familia que no se había dado cuenta que no se trataba de su bebé, al cual habían llamado Jacob.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora