Al aire ahoraRosmar Vega

Tu ubicación es Monterey-Salinas. Cambiala Aquí

Ahora su familia esta exigiendo a la cadena que pague bien caro por lo sucedido

Un trabajador de un Target de Tigard, Oregón, acusó en junio de 2018 a un hombre de tener pornografía infantil en su celular. Poco después de que se demostrara que la acusación era falsa, el hombre murió de un ataque al corazón. Pero ahora su familia exige una reparación de un millónde dólares a la cadena de supermercados.

Jeffrey Buckmeyer, de 43 años, pidió a uno de los empleados de la tienda que le ayudara a vaciar el almacenamiento de su teléfono celular. Ese trabajador dijo al personal de seguridad que el hombre tenía en su dispositivo material audiovisual de abuso y pornografía infantil y después puso la denuncia en la policía, según los documentos del tribunal del circuito de Oregón.

Un mes después, Buckmeyer fue detenido e interrogado y el FBI requisó de su casa varios dispositivos electrónicos, según informa NBC News. Cuando sus vecinos se enteraron de la investigación, le recortaron al hombre el tiempo que podía ver a su hijas hasta que el FBI y forenses independientes descubrieron que el acusado nunca había tenido pornografía infantil en sus dispositivos electrónicos.

En abril de 2019, meses después de que finalizara la investigación que lo halló inocente, Jeffrey Buckmeyer murió de un ataque al corazón. El abogado de su familia, Michael Fuller, dijo por correo electrónico a NBC News que “Target había hecho perder tiempo al FBI” y que espera que este litigio “genere la oportunidad de cambiar las políticas corporativas de Target para que esto no le vuelva a pasa a otro cliente inocente”.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora