Al aire ahora

Tu ubicación es Phoenix. Cambiala Aquí

Un video que circula, desde el 2016, en el ciberespacio hace apología del poder que un día mantuvo el exlíder del Cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Hoy, cuando “El Chapo” continúa sufriendo las secuelas del juicio en el que resultó convicto en una corte federal deNueva York, las imágenes resultan más llamativas que nunca.

En la grabación, se ve a un grupo de cinco sicarios, desde una cárcel federal en Estados Unidos, con sus rostros parcialmente cubiertos ofreciéndole seguridad a “El Chapo”.

“Estamos esperando a mi compa Joaquín “El Chapo” Guzmán. Nosotros somos los sicarios que lo vamos a cuidar”, inicia uno de los prisioneros.

“Aquí no andamos con bromas como otros que andan por ahí publicando videos…”, prosigue el portavoz del grupo.

Los delincuentes proceden a mostrar una rendija en la pared a modo de corroboración de que se encuentran en la cárcel.

“Ahorita son las 4 de la mañana, la gente esta dormida; pero, aquí estamos…”, señalan.

“Aquí nosotros controlamos y aquí nosotros rifamos…”, continúa mientras muestran desde la habitación una zona de mesas donde están sentados otros reos.

“Aquí estamos al cien por ciento esperándolo para lo que se le ofreza”, remata el sicario.

En el 2017, cuando resurgió el video en redes que se cree fue grabado en California, la Oficina Federal de Prisiones (BOP) reaccionó a la grabación con el argumento de que no administraba el centro carcelario.

“La prisión que se ve en el video de YouTube no está operada por la Oficina de Prisiones (BOP). Es una prisión gestionada de forma privada a través de un contrato con BOP”, dijo en un comunicado a Univision la BOP.

Sin embargo, luego de esas declaraciones no se supo en qué quedó la investigación sobre el video.

El Chapo fue extraditado al Centro Correccional Metropolitano de máxima seguridad de Manhattan en enero de 2017.

El convicto narcotraficante permanece preso en Nueva York a la espera de sentencia. Lo más seguro es que el capo sea condenado a cadena perpetua. Recientemente, el narco le pidió al juez de su caso Brian Cogan, mediante una carta, que le conceda dos horas semanales para hacer ejercicio al aire libre. La petición de Guzmán fue vista por los fiscales del caso como una excusa para intentar escapar.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios