Al aire ahora

Tu ubicación es Sacramento. Cambiala Aquí

Inyecciones sin aguja hoy día ya es una realidad, pues un artefacto con atributos de tecnología láser que inyectaría líquidos en personas. Sin la agobiante presencia de una aguja: el paciente no experimentaría dolor.

Inyecciones sin aguja un protocolo denominado «termocavitación»: este proceso dirige el contenido hacia la piel.

Resaltando que no genera perforación alguna sobre la epidermis; y uno de los objetivos es disminuir los desechos médicos que se generan.

Un gran avance

Como ventaja adicional, esta práctica de Inyecciones sin aguja no emite desechos peligrosos y tampoco se da un contacto con la piel.

‘La idea es reemplazar a las inyecciones intramusculares, que no haya contacto físico entre el dispositivo y el paciente. Que no exista el riesgo de contaminación, mucho menos dolor, ya que el tamaño del chorro reduce el riesgo de afectar nervios’.

División del aparato

Inyecciones sin aguja el aparato se bifurca en dos partes; el primer canal consiste en una cámara donde se genera una burbuja.  Y el sistema que lo secunda es el sitio por donde se expulsa la sustancia a inyectar.

Para que los chorros sean dotados de una alta velocidad se tiene que someter el líquido a calentamiento. Cuidando que no llegue a su punto de ebullición.

Este canal, a su vez, da licencia para un progresivo aumento de velocidad del líquido, lo cual asciende hasta los 100 metros por segundo: se trata de una rapidez que ‘rompe’ la epidermis del paciente. Las pruebas piloto de este artefacto que revolucionaría la medicina. Se han realizado en maniquís que emulan la piel humana. Argumentan con mucha seriedad que este aparato se invento en México.

Se ha registrado que el chorro penetra hasta a dos milímetros de profundidad.

En promedio, la duración promedio sería de 20 mil horas de uso continuo: lo equivalente a 2.2 años de uso reiterado, que se pueden traducir en cinco a seis años de vida útil

Inyecciones sin aguja resaltó que ‘con nuestro sistema podemos producir hasta cuatro mil disparos por segundo’. Por su parte, la distancia idónea entre el dispositivo y la piel del paciente para aplicar la inyección sin aguja es de unos cuantos milímetros. Ya que al momento del impacto del chorro en la piel no se produce ningún tipo de salpicadura

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora