Al aire ahora

Tu ubicación es Sacramento. Cambiala Aquí

Congresistas demócratas alertan que el sistema de reconocimiento facial, ya en 17 aeropuertos del país, afecta a la privacidad de los usuarios

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) puso en marcha en 2017 un programa piloto, que ha ido extendiendo progresivamente, para controlar a los viajeros que llegan a aeropuertos estadounidenses o tratan de cruzar la frontera legalmente.

Se trata de una tecnología de reconocimiento de caras que, en teoría, permite detectar si alguien está mintiendo sobre su identidad.

Hasta el momento, más de 19 millones de personas han sido investigadas, pero tan solo un centenar de “impostores” han sido descubiertos, según reporta la web informativa The Hill.

“Estos números, elegidos con intención, no revelan toda la historia”, critica la abogada Singh Guliani, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés). “No revelan cuánta gente ha sido detenida equivocadamente, arrestada o acosado por culpa de esta tecnología”, añade.

Las autoridades fronterizas defienden sin embargo que de esta forma se está resolviendo “un reto migratorio al tiempo que se da comodidad a los viajeros”.

El sistema de reconocimiento facial está en funcionamiento ya en 17 aeropuertos y seguirá expandiéndose a otros, según el Departamento de Seguridad Nacional.

Una veintena de congresistas demócratas han denunciado este viernes que el programa está siendo implementado sin mandato o control legislativo, y han expresado su preocupación sobre su efecto sobre la privacidad.

Esta tecnología está en uso también en el puerto fronterizo de entrada de San Luis, en la frontera  de Arizona con México.

Hasta el momento ha permitido además la detección de 7,000 personas que se habían quedado en Estados Unidos más allá de lo permitido por sus visados de entrada. Este tipo de inmigración ilegal es ya más populoso que el cruce de la frontera.

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora